A principios del segundo trimestre, cuando la mayoría de los alumnos de 5años ya se han iniciado en el proceso de lectura, hacemos  a los alumnos de 1º de la ESO la propuesta de que se conviertan en padrino/madrina de lectura de un niño de 5 años.

Durante el segundo y el tercer trimestre,  un día a la semana, los alumnos de 1º de la ESO que son padrinos de lectura, renuncian  voluntariamente a un tiempo de recreo para ayudar a un niño de 5años a leer. 

Cuando se les hace la propuesta (anexo NORMAS PADRINOS DE LECTURA) se les explica la actividad y las normas que han de dar a conocer a los padres y firmar como un compromiso adquirido hasta final de curso. 

Se les recalca que ellos no enseñan a leer sino que acompañan, escuchan y ayudan. Que para ser padrino no es necesario ser un buen estudiante, simplemente se les pide que sean personas capaces de aceptar un compromiso, tener paciencia, aceptar las dificultades del otro y ser un buen modelo de conducta para su ahijado.

Objetivos

Para los alumnos de 5 años:

  • En un principio buscábamos que los alumnos que empiezan a leer tuvieran más experiencias como lectores, ya que cuanto más lean mejor lectores serán. Y esta es una actividad en la que todos tienen una atención individualizada al mismo tiempo.
  • Hacer de la lectura un momento  motivador. Compartir una actividad con un chico/chica mayor, al que cogen cariño (las parejas se mantienen hasta final de curso, de esta manera se establece entre ellos una relación afectiva), salir de la clase e ir a un espacio diferente, cambiar de actividad.
  • Aprender que todos necesitamos ayuda, que hay quien sabe más que nosotros y nos puede ayudar a mejorar. (Ellos mismos en otras ocasiones aprenden que también son capaces de ayudar, se aprovecha muchas ocasiones para que se ayuden entre ellos y a compañeros de 3 y 4 años: talleres interciclo en los que se mezclan alumnos de los tres niveles de infantil, alguna actividad más complicada de recortar en la que los alumnos de 5 ayudan a los de tres, etc)

Para los alumnos de 1ºde ESO:

  • Participar en una actividad de voluntariado, que supone renunciar a un tiempo de descanso para hacer un servicio a otro. (En este punto puedes hacer referencia a otras actividades de voluntariado que se proponen en secundaria como Acción Social, que es otro voluntariado que hacen los alumnos de 4º y bachiller los miércoles por la tarde en infantil. Tiempo en el que colaboran en talleres de lengua, matemáticas y plástica)
  • Ser capaces de mantener el compromiso del servicio durante seis meses. Saben que si fallan hay un niño de infantil que ese día no tiene quien le ayude.
  • Ser capaces de adaptar su actitud a la persona que tienen delante, tienen que adaptar su manera de actuar, lenguaje, sabiendo que en ese momento son modelo para su ahijado. 
  • Mejorar su autoestima. Durante los once años que llevamos a cabo la actividad, hemos tenido padrinos con dificultades de aprendizaje o problemas actitudinales y nunca hemos tenido ningún problema, al contrario, estos alumnos se han mostrado muy pacientes y comprensivos con su ahijado. Resulta una experiencia en la que cada uno busca dar lo mejor de sí mismo, el pequeño porque se esfuerza en hacerlo bien delante de su padrino y el mayor porque anima, ayuda y se alegra de los progresos del más pequeño.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar