Cuando el patio del colegio se llena de colorido, juguetes, juegos y elementos variados, las oportunidades de aprendizaje se amplían. Un patio pensado y cuidado favorece la creatividad de los niños, multiplica las posibilidades de desarrollo psicomotor y estimula el juego simbólico. Esta es la apuesta del colegio de Gandía donde rocódromo, bloques, neumáticos, patinetes, columpios, cajas y  pelotas hacen las delicias de los más pequeños.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar